sábado, 12 de julio de 2014


Brasil vivió una dura despedida de su Mundial tras caer por 0-3 ante Holanda con goles de Van Persie (de penalti), Blind y Wijnaldum. La Canarinha terminó cuarta y dando, como ante Alemania, una muy mala imagen.

Brasil cerró su Mundial de la peor manera: sufrió otra humillación al perder por goleada con Holanda. El 3 a 0 final dejó mudos a los miles de brasileños que se habían dado cita en el estadio Mané Garrincha de Brasilia con la ilusión de mejorar la pésima imagen de la semifinal en la que cayeron por 7 a 1 con Alemania.

Los europeos se pusieron en ventaja a los dos minutos del primer tiempo a través de un penal de Rubin Van Persie y estiraron la diferencia a los 15 minutos con un tanto de Daley Blind. Sobre el final del encuentro, Georgino Wijnaldum decretó la goleada.

El partido marca el fin del segundo ciclo de Scolari al frente del plantel y del manager Carlos Alberto Parreira, informó la prensa local.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada