jueves, 12 de junio de 2014

La ceremonia de inauguración de la Copa Mundial de Brasil 2014 decepcionó a millones de hinchas del fútbol que esperaban muchísimo mas de Brasil en un acto tan importante como este.

Apenas duró 25 minutos que se hicieron eternos ante una grada medio vacía que no mostró el menos interés por las cabriolas de los 600 bailarines que representaron en tres actos la importancia de la naturaleza, de la música y del fútbol para Brasil danzando alrededor de una pelota gigantesca iluminada con leds.





La pelota, como acostumbra a pasar, tenía sorpresa. En un momento dado se abrió el balón y aparecieron Pitbull, Jennifer López y Claudia Leite cantando la canción oficial del Mundial, ‘We are one’. Por suerte, la cosa acabó rapidito, empezaron a llenarse las gradas y, finalmente, pudo respirarse en el estadio el nerviosismo propio de un partido inaugural de una Copa del Mundo.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada