jueves, 12 de junio de 2014

Sonó el himno de Brasil en el Arena de Sao Paulo y todo el mundo pudo sentir lo que se juega Brasil en este Mundial. Tenía que ganar en su debut y ganó, con la inestimable ayuda del colegiado Yuichi Nishimura. El japonés se inventó un penalti de Lovren a Fred con 1-1 en el marcador que dará que hablar. Neymar, que marcó la pena máxima, hizo un doblete.



Brasil aprovecha 'regalo' arbitral y vence 3-1 a Croacia

El partido inaugural del Mundial entre Brasil y Croacia estuvo manchado por la polémica árbitral. El silbante japonés Toru Sagara manchó el debut de Brasil, al regalarle un penalti inexistente, mismo que le dio el triunfo 3-1.

Los croatas sorprendieron con un futbol dinámico y sin intimidarse ante un estadio llenó en apoyo a Brasil, se fue al frente para adelantarse en el marcador apenas a los 11 minutos de juego, en una jugada desafortunada para Marcelo, quien terminó por empujar el balón en su portería. El autgol silenció la Arena de Corinthians de Sao Paulo.

Cuando parecía que Croacia tenía contralado el partido Neymar tomó el balón y con su desequilibrante habilidad se llevó a dos defensa para sacar tiro de zurda en los linderos del área del área y el esférico pegó en el poste para meterse a la portería. El gol revivió a los aficionados y al mismo Scolari, quien festejó eufórico el tanto del empate.

Fue entonces cuando el silbante hizo su aparición como el protagonista del partido, al marcar una falta dentro del área de Lovren sobre Fred, la cual nunca existió. Neymar se encargó de cobrar desde los once pasos, aunque Pleticosa estuvo cerca de pararlo.

Ya con Croacia volcado al frente en la recta final, Brasil liquidó el partido en un contragolpe, con gran disparo de Oscar, quien mandó el balón pegado al poste, para sentenciar el triunfo 3-1 para los locales. La fiesta inició como se esperaba.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada