jueves, 12 de junio de 2014

Un hincha ingresó al campo y corriendo fue hasta donde estaba Lionel Messi y se rindió a sus pies, y hasta le lustró los botines. El 10 se lo tomó de muy buen humor, lo saludó y hasta le regaló su buzo.




Messi además también fue ovacionado por el doble de Ronaldinho, causando la risa de todos los jugadores de la albiceleste.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada