miércoles, 18 de junio de 2014

Triste adiós de la campeona del mundo. España volvió a caer con una imagen muy pobre tras ser superada por una selección chilena que apenas fue exigida. Vargas y Aránguiz en la primera parte mostraron las carencias de una selección que pide a gritos el relevo generacional. Ni el fútbol ni el físico le dio para más al equipo de Vicente Del Bosque. España -junto a Australia- es la primera selección eliminada del Mundial.





Chile le dio la estocada final a la selección de España en el Mundial Brasil 2014 este miércoles. Lo hizo al derrotarlo por 2 a 0 en el estadio Maracaná. Con ese resultado, la vigente campeona del mundo se despide de la Copa FIFA  a penas en la fase de grupos.

La sorpresiva eliminación de España, que en dos partidos obtuvo dos derrotas, empezó a gestarse la semana pasada, cuando fue goleada por Holanda. Hoy, el equipo de Jorge Sampaoli sacó provecho del mal momento español para conseguir un resultado favorable.

En el arranque, España salió en busca del triunfo; sin embargo, el arquero Bravo respondió bien. Y a penas a los 19 minutos de juego, Chile dio el golpe y abrió el marcador.

Un buen contragolpe de Chile le permitió al futbolista Eduardo Vargas derrotar a Iker Casillas y concretar el 1 a 0. En adelante, España volvió a mostrar problemas en la zona defensiva y todos sus futbolistas estuvieron desconocidos.

El 2 a 0 fue obra de Charles Aránguiz tras un tiro libre de Alexis Sánchez que el arquero español bloqueó mal.

En el segundo tiempo, Del Bosque apostó por el ingreso de Koke en reemplazo de Xabi Alonso. Luego, el delantero Diego Costa, quien pasó inadvertido, dejó el campo y fue reemplazado por Fernando Torres. Pero los cambios no dieron buenos resultados.

Antes de dejar Brasil por la puerta trasera, España tendrá que cumplir con el fixture y enfrentar a Australia el lunes 23 de junio. Por su parte, Chile, que ya ostenta seis unidades en el Grupo B de la Copa del Mundo, se medirá con Holanda ese mismo día.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada