sábado, 29 de marzo de 2014

El Barça se salvó en Cornellà con un apretado y discutido triunfo, ya que el gol de penalti de Messi llegó tras una acción en la que Neymar tocó el balón con la mano antes de que lo hiciera claramente Javi López.

Messi, en tanto, anotó por quinto partido consecutivo (76 minutos, de penal) y ya tiene 22 goles en su cuenta, seis menos que Cristiano Ronaldo, máximo artillero del torneo.

La bisagra del encuentro se produjo a falta de 15 minutos para el final del partido, cuando Neymar quiso realizar un control en el área, el lateral local Javi López tocó involuntariamente la pelota y el árbitro Carlos Clos Gómez consideró que la mano había sido deliberada: penal para el Barcelona, que luego Messi anotaría con tranquilidad.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada