miércoles, 11 de septiembre de 2013

Así fue el genial regreso de Gareth Bale con Gales. El futbolista blanco dejó tres detalles que definen el jugador que es. Un acción personal terminada con un imponente disparo, un caño precioso y un libre directo magnífico.

Gareth Bale volvió a sentirse futbolista, 114 días después de su último partido oficial (56 del último amistoso). El madridista jugó en el choque que enfrentó a Gales contra Serbia (0-3) sus primeros minutos desde que fue presentado en sociedad por el club blanco. Hoy se pone a las órdenes de Ancelotti y lo hará con la moral por las nubes. Está como loco por empezar a bombardear las porterías españolas y celebrar goles.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada