martes, 17 de septiembre de 2013

Exhibición del Real Madrid en Estambul ante un débil Galatasaray. Los de Ancelotti vencieron por 1-6 con goles de Isco, dos de Benzema y tres de un gran Cristiano Ronaldo. Bulut hizo el tanto de la honra para los turcos.

Los de Ancelotti se adelantaron a los 33' con gol de 'Isco' Alarcón y a los 54', Karim Benzema puso el segundo. Cristiano Ronaldo marcó el tercero a los 63' y el cuarto tres minutos después. Benzema anotó el 5-0 a los 81', mientras que Umut Bulut descontó para los turcos a los 84'. CR7 selló el marcador con un golazo en tiempo suplementario.




Los bulliciosos aficionados del Galata dibujaron unos leones en la grada. De ellos escapaban Pirlo y también Cristiano. El tifo, espectacular, le salió por la culata al equipo turco. El Real Madrid arrasó el Ataturk. Los turcos fueron devorados por Ronaldo y los suyos, que sacaron las garras en la segunda mitad para dar un golpe en la mesa europea. No hubo piedad.

El Galatasaray no esperaba esa carnicería. Hizo sudar al Madrid la primera media hora, pero el fuego que se avecinaba sobre los que vestían de azul lo apagó Isco. El de Arroyo de la Miel bajó un balón de Di María y ajustó su disparo para abrir el marcador con estilo. Al palo y a las redes. Fue el presagio de la catástrofe turca. El Galata vivió un infierno en su propia casa. Cristiano fue el diablo.

La grandiosa aparición de Isco dejó lejos la primera media hora. El 23, jugón como Jordan, marcó cuando al Madrid le estaba sujetando Diego López. Antes lo hizo Casillas, que no duró ni un cuarto de hora. Chocó con Ramos y no pudo seguir bajo palos tanto tiempo después de aquel día. El ángel que ha perdido lo recogió el portero gallego, que volvió a ser un gigante. Su cabezazo a remate de Melo con 0-0 en el marcador fue un punto y seguido.

Antes de Isco, la rendija la había abierto Benzema. Más caliente que de costumbre y con menos pelo que en los últimos meses, peleó las ocasiones que tuvo el Madrid. El gol de Isco fue otro cantar. La pelota bajó con nieve y él la convirtió en un tesoro. Además de ser muy bueno, ha entrado en la pasarela con muy buen pie.

Un abuso
La lesión de Drogba al descanso y el gol de Benzema, al inicio de la segunda parte, apagaron la luz del Galatasaray. Le esperaba un auténtico infierno.
El gato salió como un lince para hacer el 0-2 y la segunda mitad fue un paseo para el Real Madrid, que aprovechó para dar un manotazo en Europa. Cristiano marcó tres y Karim cerró la cuenta. Con espacios, la catástrofe estaba asegurada. Bale contó con media hora, Illarramendi con algo menos.

El gol de Bulut en los últimos minutos fue una mera anécdota. El Real Madrid había pasado por allí con Cristiano al frente. El 7 no tiene precio.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada