miércoles, 7 de agosto de 2013

Cristiano Ronaldo se ganó los aplausos de todos en el Sun Life Stadium al minuto 66 cuando un aficionado blanco invadió la cancha y le dio un abrazo a su ídolo.

El momento ocurrió cuando el marcador estaba 3-1 en favor de los merengues ante el Chelsea de Mourinho por la final de la Copa Internacional.

El fanático se dirigió al portugués y le dio un abrazo mientras le hablaba. Cristiano lo dio un abrazo y lo escoltó para que abandonara el campo y el juego siguiera con su normalidad.

Esto generó una ovación de todos hacia el atacante madridista.

1 comentarios :

  1. eso es un jugador, no como piensan los catalanes q es un ingreido...El Messi no haria eso nunca, ignoraria al aficionado

    ResponderEliminar