miércoles, 1 de mayo de 2013

Frank Ribery ovacionado en el Camp Nou luego que un aficionado del Bayern Múnich ingresara al terreno de juego y le pidiera la camiseta al francés tras terminar el juego que ganaron los alemanes.

Inmediatamente, miembros de seguridad del estadio dieron seguimiento al hincha , a quien no le permitieron acercarse al futbolista pero allí, Frank Ribery dejó ver su lado más noble.

Ribery no dudó en pedirles piedad por el aficionado a los miembros de seguridad del estadio, y al no acceder estos a liberar al seguidor, Frank no dudó en sacarse su camiseta e ir donde su seguidor para entregar la indumentaria en sus propias manos, algo que sorprendió al fan que cambió su cara de amargura por una sonrisa.

Esto hizo que Frank Ribery se ganara el respeto de los aficionados de Barcelona y Bayern Múnich que presenciaron la acción y respondieron con aplausos lo hecho por el mediocampista.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada