martes, 8 de enero de 2013

A la hora de la Gala del Balón de Oro, él no estaba trabajando en su despacho sino tomando el aire en las instalaciones del Canillas donde juega su hijo.

Una nueva polémica surgió en España con el técnico del Real Madrid, José Mourinho. Mientras el presidente del club madridista Florentino Pérez, Iker Casillas, Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Xabi Alonso y Marcelo representaban al cuadro merengue en la gala del Balón de Oro en Zúrich, Mourinho se quedó en Madrid y se tomó la tarde libre para ir a ver el entrenamiento de su hijo con el Canillas.

El técnico anunció el pasado sábado, en la previa ante la Real Sociedad, que no viajaría a Suiza y se justificó diciendo que era para preparar el duelo con el Celta en Copa de mañana: "Tengo que trabajar, hay partido de Copa, un partido importante para mí y no voy". La realidad es que Mou decidió saltarse su propia explicación, afirma el diario AS de Madrid.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada