miércoles, 5 de diciembre de 2012

Lo que partía como un partido intrascendente para el Barça, primero de grupo aunque perdiese, se ha podido convertir en una pesadilla. Leo Messi, que partió desde el banquillo, se tuvo que retirar aquejado de su rodilla izquierda tras una jugada en la que buscaba el gol. Por ahora no se conoce el alcance de su lesión.


Golpe en la cara externa de la rodilla izquierda. Es lo que el Barça ha comunicado que sufre Leo Messi, a falta de pruebas. El argentino cayó al suelo en el 85' de partido tras un lance con el portero y se quedó tendido dolorido. La imagen repetida desvelaba que la rodilla izquierda se le había quedado clavada.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada