domingo, 16 de diciembre de 2012

José Mourinho, entrenador del Real Madrid, dio prácticamente por perdida la Liga tras el empate de su equipo ante el Espanyol (2-2) en el estadio Santiago Bernabéu y dijo que el título en esa competición "está casi imposible" para el conjunto blanco.

El Barcelona está a 13 puntos del Real Madrid. Eso, para el técnico portugués, es una ventaja que sería casi inalcanzable, por lo que aseguró que se centrará en la Liga de Campeones y en la Copa del Rey.

"Trece puntos en diciembre son muchos. Tuvimos el año pasado ocho y a pesar de empatar dos partidos mantuvimos la distancia." dijo.

"Si mejoramos en Liga nos servirá para mejorar en Copa y en Liga de Campeones, donde tenemos opciones de estar más fuertes. Me parece fundamental intentar mejorar. Nunca me había visto en una situación como esta de perder tantos puntos y de que mi equipo estuviese tan lejos de un objetivo. Es una situación nueva para mí", apuntó.

Para Mourinho, encontrarse tan lejos de un título a estas alturas del curso "no es un drama", sino una "etapa" en su vida profesional en la que no escatimará esfuerzos para "terminar la temporada lo mejor posible".

Asimismo, declaró sentirse respaldado por la plantilla del Real Madrid y comentó que todos los aspectos extradeportivos que pueden haber influido desde fuera "siempre han existido".

Respecto al encuentro contra el Espanyol, declaró que no fue "justo" el empate y manifestó que sus jugadores no hicieron un mal partido.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada