miércoles, 5 de diciembre de 2012

La peor imagen del fútbol la han vuelto a protagonizar los aficionados más radicales. La Policía tuvo que cargar antes y durante el partido con los aficionados belgas que acudieron a La Rosaleda para el partido ante el Málaga.

Unos doscientos hinchas del Anderlecht provocaron algunos incidentes en los aledaños del estadio de La Rosaleda en los prolegómenos del partido que jugaban esta noche el conjunto belga ante el Málaga, lo que ha motivado la actuación de la Policía Nacional.

Este grupo de seguidores del equipo de Bruselas provocó incidentes en establecimientos comerciales cercanos al estadio y con personas que transitaban por la zona, según fuentes policiales.

Las fuentes han señalado que no hay constancia de detenciones ni de heridos de gravedad y que, una vez que los hinchas accedieron al estadio y quedaron agrupados en una zona destinada para la afición visitante, la situación de calmó.

Durante el encuentro, correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, la Policía ha tenido que actuar de nuevo porque los aficionados belgas lanzaban objetos desde sus localidades a los seguidores del Málaga que estaban situados en la parte inferior de la grada.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada