miércoles, 12 de diciembre de 2012

La marcha de Pep Guardiola del FC Barcelona ha dado mucho que hablar y todavía a día de hoy, siete meses después de su adiós, sigue generando ríos de tinta. Ahora acaban de salir a la luz unas palabras del periodista Guillem Balagué, autor de un libro sobre Pep ('Pep Guardiola. Otra forma de ganar') que actualmente solo está a la venta en Inglaterra y que llegará a España en abril, donde confiesa que el técnico se fue del Barça en gran medida por culpa de Jose Mourinho.

La relación entre ambos técnicos siempre fue tensa e incluso se saludaban casi sin mirarse antes de los clásicos. Pero según ha desvelado el periodista Guillem Balagué en el programa 'Punto Pelota', esta mala relación fue determinante. "Hablando con Pep, cuando le preguntas por José Mourinho, le cambia el gesto, el lenguaje corporal. Sube una barrera. Se le notaba que no estaba muy cómodo hablando de él. Los Clásicos, para él, para Pep, habían dejado de ser una cosa agradable. Pep me reconoció que había conseguido lo que quería, desestabilizarlo emocionalmente hasta tal punto que no disfrutaba de su profesión", apunta.

Otro de los motivos que llevó al de Santpedor a dejar la disciplina azulgrana fue la relación con el vestuario. "Su adiós tiene que ver con reciclar una plantilla que él mismo había creado a partir del cariño. Tener que desprenderse de algunos jugadores y buscar nuevos jugadores en un club, en un país donde se sentía un símbolo, todo eso era difícil. Tenía que encontrarse con el Pep persona porque todo eso era demasiado", asegura Balagué.

"Guardiola, llegado su segundo año como entrenador del Barcelona, llamó a un entrenador de la Premier League para preguntarle. Si tienes tensiones con un jugador, qué haces, ¿echas al jugador o te vas tú? Pep tuvo la respuesta que no quería. 'Tienes que echarlos'", explica el periodista.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada