sábado, 29 de diciembre de 2012

Manchester United 2-0 West Bromwich: Un gol en propia meta a los 10 minutos ha servido al Manchester United sumar otra victoria en casa que le permite conservar la distancia de siete puntos con el Manchester City. El West Bromwich Albion llegaba sexto en la tabla y como conjunto revelación de la Premier, aunque ha decepcionado con su discreto papel ofrecido en su visita a Old Trafford.

La habitual rotación de los equipos de Sir Alex Ferguson en el periodo navideño tuvo esta vez a Robin Van Persie como uno de los inquilinos del banquillo del United para medirse ante el sorprendente West Brom. Si la ausencia del holandés podía plantear ciertas dudas, la fortuna se aliaba con los mancunianos cuando Ashley Young aparecía en el área del Albion, tras una pared con Kagawa, para poner un fuerte centro que era golpeado por un rival a la red. Con sólo 9 minutos, los locales ya tenían el 1-0 casi sin querer. Así son los 'diablos rojos', prácticos y eficaces.

En el último suspiro, un arreón de los locales propiciado por Valencia llevó a una segunda jugada donde Scholes asistía a Van Persie para que con una parábola sentenciara el encuentro. Subiendo un escalón en el listado de goleadores de la Premier, con 14 goles.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada