sábado, 22 de diciembre de 2012

El jugador del Real Madrid Sergio Ramos se mostró contrariado tras la derrota sufrida por su equipo ante el Málaga por tres goles a dos en el estadio La Rosaleda. Esta nueva derrota coloca al equipo blanco a dieciséis puntos del líder de la Liga, el Barcelona. "Cuando no se gana se sacan muchas conclusiones, pero hay que tener cabeza y no hacer declaraciones en caliente", dijo.

"La verdad es que no estamos para pensar en el líder ni en nadie. Sólo debemos pensar en nosotros. La Liga se pone casi imposible pero el Madrid debe seguir luchando", añadió.

Ramos terminó jugando de delantero y sobre esto señaló que "cuando el resultado no está de cara hay que hacer todo". Sobre la suplencia de Iker Casillas fue claro y aseguró que "nos ha sorprendido, Iker es el capitán".

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada