viernes, 21 de diciembre de 2012

El futuro de David Villa está lejos del Camp Nou. El jugador no quiere seguir en estas condiciones en el Barcelona y cada vez tiene más claro que dejará el equipo.

El Guaje no está contando para Tito. Por lo menos, no lo que él desearía. Y la prueba está en las últimas semanas.

El técnico azulgrana le ha puesto en partidos menores en los que no había nada en juego. Sin embargo, en los importantes ha estado en el banquillo. Y esto no es nuevo porque la tónica es así desde el comienzo de temporada.

Al principio estaba el atenuante de la lesión del futbolista. Estaba saliendo de ese grave percance y necesitaba tiempo para entrar en el equipo. Sin embargo, seis meses después la situación no ha cambiado.

Si surgiera una buena oportunidad en el mercado de invierno, Villa estaría incluso dispuesto a aceptarla. Pero no es fácil porque el Barcelona tiene claro que no va a regalar a su delantero.

Villa es uno de los futbolistas mejor pagados de la plantilla con una ficha muy elevada que se sitúa sobre los ocho millones de euros lo cual dificulta su salida.

Liverpool o Tottenham serían dos posibles destinos que ya han sondeado la posibilidad de hacerse con sus servicios.

Tendrá que ser él quien dé el primer paso si quiere salir del Barcelona. El club tiene muy claro que no va a ponerle en el mercado, pero también son conscientes de la situación que vive el delantero. El regreso de Cuenca y Neymar en el horizonte tampoco ayudan.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada