lunes, 12 de noviembre de 2012

Pepe y Ballesteros se enfrentaron tras el partido. El central del Levante entró en una sala antidoping del estadio donde estaban cosiendo a Cristiano Ronaldo y dónde también estaba Pepe para ser atendido de un golpe. Allí sucedió en encontronazo.

Ballesteros y Pepe empezaron a cruzarse insultos y el jugador granota cerró la puerta. Antonio Adán, al ver ese gesto decidió avisar a sus compañeros y abrió dicho puerta. Entonces se armó la trifulca.

El Real Madrid estuvo retenido dentro del vestuario para evitar males mayores y que se cruzaran con jugadores locales en la zona mixta.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada