sábado, 3 de noviembre de 2012

El argentino Diego Milito puso fin a la impecable trayectoria del Juventus, que sumaba 49 partidos sin perder, y dio la victoria al Inter (1-3), que amenaza el liderato del campeón, ahora con un solo punto de distancia.

El clásico italiano disputado en Turín encendió el campeonato liguero. El conjunto de Antonio Conte, con más de un año sin perder,se había tambaleado en los últimos partidos, que había resuelto con apuros y por oficio.

El Inter llegó al choque con sus aspiraciones en órbita. Ocho triunfos seguidos (seis en Liga y dos en Liga de Campeones), en pleno ascenso.

Al cuadro de Milán no le afectó que el partido se le pusiera adverso en el primer minuto. Cuando el chileno Arturo Vidal adelantó al Juventus nada más empezar. El campeón mantuvo el tipo. Pero en la segunda parte, a la hora de juego, un penalti transformado por Diego Milito cambió la situación.

Con el empate, el partido se abrió y, a falta de un cuarto de hora, Milito dio la ventaja a los visitantes, que redondearon sutriunfo con el tanto de su compatriota Rodrigo Palacio en el último minuto.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada