viernes, 16 de noviembre de 2012

Cristiano Ronaldo sigue sin recuperar la felicidad en el Madrid y está más cerca de irse a final de temporada que de renovar. Se ha cansado de sentirse el malo de la película del fútbol español y de observar cómo nadie en el Madrid (excepto Mou) le protege de los ataques externos. Mientras el Barça tiene una estructura para difundir y salvaguardar la figura de Messi, el Madrid reacciona con total pasividad ante los ataques que recibe el portugués. El último caso ha sido el de la agresión de David Navarro, por la que tuvo que recibir seis puntos.

Cristiano cree que no se hace lo suficiente para protegerle de ataques externos, el último capítulo la agresión de David Navarro y el posterior comunicado en el que no se citaba esta acción cuando sí se defendía de forma explícita a Pepe. Además, Cristiano cree desde hace tiempo que el Real Madrid no le apoya en la medida en la que debería en su carrera por los galardones individuales. Le ha pasado con el Balón de Oro y le acaba de pasar con la elección de los mejores jugadores dela LFP, entre los que no ha figurado a pesa de sus 46 goles de la pasada temporada.

El poder del Barça es tan grande que consigue que acciones como el puñetazo de Messi al céltico Jonathan Vila unas jornadas atrás o su discusión con Villa se vean prácticamente como algo anecdótico. Desde hace meses, el Madrid tiene programado ofrecerle a su estrella una mejora de contrato a final de temporada. Sin embargo, el propio jugador ya había manifestado que su tristeza "no es por cuestiones económicas". La mejor muestra de ello es que está dispuesto a rechazar esa subida salarial y a solicitar su marcha del club.

Además, añora Manchester. "Ferguson es una persona fantástica, humana. Es como un padre en el fútbol. Me enseñó muchas cosas. Realmente le echo de menos porque tengo una gran relación con él", afirmó el 7 blanco en una entrevista con la CNN.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada