viernes, 23 de noviembre de 2012

José Mourinho concedió una entrevista antes del partido contra el Manchester City para Sky Sports en Inglaterra. El técnico del Real Madrid repasó los aspectos más resaltantes de su trayectoria en la Champions.

El primer partido de Champions: Belgrado, Septiembre de 2003...
Fue Partizan-Oporto, 1-1, el primer partido del grupo, el grupo era Partizan, Oporto, Marsella y Real Madrid y terminamos segundos en el grupo y ganamos la competición.

El mismo jugador que marcó para vosotros aquel día, sí que te puso en pie en Old Trafford...
Desde luego, Costinha, tuve que correr la banda por él en Old Trafford, porque estábamos fuera y con este gol, en el último minuto, nos clasificamos.

¿Cómo pudiste correr tan lejos y saltar tan alto con aquella enorme chaqueta encima?
Lo sé, sigo teniendo esa chaqueta, y no la volveré a llevar una segunda vez, porque sentí que aquel momento fue muy especial para mí.

¿Por qué cuando ganaste la final con el Oporto a penas celebraste la victoria?
No suelo celebrar mucho después de ganar porque siempre quiero pensar que no es la última victoria, que la próxima me espera a la vuelta de la esquina, así que ganamos, besé la copa, recibí la medalla y me fui a casa.

Gracias a aquella victoria, cuando llegaste al Chelsea, tú pronunciaste una de las frases más famosas de siempre
No me lo podía imaginar, no me podía imaginar que pudiese tener ese impacto y aquello fue el principio de un apodo por el que aún soy conocido.

¿Te avergüenzas de él? ¿Te gusta? ¿Qué piensas?
No, está bien. Me lo guardé como un buen y gracioso momento. Todavía lo recuerdo, porque tengo fotos con Peter Kenyon, lo disfruto, mirar esa imagen, no sólo porque éramos muy jóvenes entonces, sino que además aquello se convirtió en un momento importante en mi carrera también.

Con el Chelsea tuviste muchos grandes momentos, en la Champions League. Camp Nou, Didier Drogba empata el partido y te tiras de rodillas al césped.
Cuando lo hice contra el City (Madrid 3, City 2), llego al vestuario, enciendo el móvil y tengo un mensaje: Didier Drogba. Y ese mensaje de Didier decía: 'Cristiano es el segundo jugador que te hace tirarte de rodillas, ¿cuál fue el primero?'.

Cuando te marchaste al Inter, a una nueva aventura, ¿cómo fue conseguir la Champions League por primera vez en unos 40 años para ese club?
Ha sido el mejor momento de mi carrera.

¿En serio?
Eso creo, creo que lo fue. El señor Moratti tenía ese sueño desde que era niño, tuvo entrenadores fantásticos, fantásticos jugadores, pero nunca lo consiguió. Y aquello fue un momento especial para él y para un grupo de jugadores en el que, por su edad, porque aquello era un equipo mayor, era la última oportunidad que tenían de hacerlo. Así que lo disfrute muchísimo, sobre todo por ellos.

¿Cuán dolorosa fue la semifinal para el Real Madrid la temporada pasada?
El día siguiente es otro día, no puedes llorar durante una semana, no puedes deprimirte, tienes que ayudar a los jugadores, pero cuando te paras y tienes tiempo para pensar en ello, ese tipo de derrota en una semifinal, especialmente en una tanda de penaltis, duele. Aquella semifinal que perdimos (con el Chelsea), con ese gol que no fue gol, un gol en el que la pelota no cruzó la línea... La olvido, la borro de mi mente. Es fútbol, es vida.

Es tu partido número cien a cargo de un equipo en la Champions League, aquí, ante el Manchester City, pero claro, no estuviste presente en todos los noventa y nueve anteriores. ¿Sabremos algún día toda la verdad a cerca del carrito de la lavandería?
-No, lo único cierto de todo aquello es que ganamos al Bayern 4-2 en casa, perdimos 3-2 en Munich y nos clasificamos para las semifinales.

¿Qué significa la Champions League para ti y qué significaría ganarla con el Real Madrid?
Siempre quieres ganarla, siempre quieres dar felicidad a tu gente, a tu club, ya sabes que el Real Madrid está buscando una décima Copa de Europa, que sería una cifra impresionante, yo busco una tercera con el tercer equipo distinto, lo que también sería algo especial para mí, pero tranquilidad, relajación, ambiciones controladas y llegará.

La copa de las grandes orejas (la Orejona), es una 'Special One', ¿verdad?
Sí.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada