lunes, 29 de octubre de 2012

Cristiano Ronaldo está preocupado porque cree que su personalidad no lo hace atractivo para el periodismo, el que finalmente decide quién ganará los grandes premios del fútbol mundial. En ese sentido busca correrse del rechazo que causa su figura

Jorge Mendes, uno de los representantes más influyentes del mundo, es quien desde hace tiempo maneja esa faceta en la carrera de Cristiano, quien lo instó a potenciar el posicionamiento de su imagen para revertir el desprecio que en muchas ocasiones generan sus actitudes.



Fue entonces por eso que el portugués asistió hace pocos días a Milan para oficiar como mediador en un programa de TV y lograr la reconciliación de una madre con su hija.

CR7 se desplazó a Roma para grabar su intervención aprovechando un día de fiesta concedido por José Mourinho a los jugadores del Madrid y se convirtió en gran protagonista del populare spacio presentaod por Maria de Filippo.

Una madre, Guiseppina, se quiere reconciliar con su hija, Maria, a la que por circunstancias de la vida ha dejaod de laso, y pide ayuda a Cristiano, ídolo de la joven.

Cuando Cristiano pide que se cesen las hostilidades de la chica hacia su madre, en el momento cumbre del programa, Maria acepta, provocando el esperado final feliz.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada