miércoles, 10 de octubre de 2012

El portugués Cristiano Ronalldo contabilizó su sexto clásico consecutivo marcando, hizo un doblete empantando el partido y jugó 25 minutos con un esguince en el hombro. Además del gran fútbol desplegado, Cristiano dio un recital de entrega y sacrificio.


Messi se acarcó a Cristiano Ronaldo, haciendo un gesto de cara a su hombro, le dijo unas palabras con las manos en la boca y Cristiano rápidamente respondió con la cabeza y le guiñó un ojo con una leve sonrisa a Messi.

A falta de media hora para el final del choque, Cristiano se hizo daño en su hombro izquierdo. Nos fijamos en cómo vivió esos minutos.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada