domingo, 28 de octubre de 2012

Los últimos resultados negativos del Manchester City pueden abrir profundas heridas en la relación entre Roberto Mancini y determinados jugadores del primer plantel celeste. Según revelaciones surgidas desde el interior del club, y evidenciadas por el Mirror, el técnico italiano habría solicitado respaldo de los dirigentes para aumentar su autoridad frente a la plantilla.

Los campeones fueron abucheados en el descanso de ayer, ya que luchó para vencer a un Swansea bien organizado en el Etihad.

Mancini está convencido de que no va a dar un paso atrás en la lucha por el poder con varios jugadores de alto nivel que ahora amenazan con salirse de control y socavar la temporada del City.

"Mancini no tiene interés en ser amigo de los jugadores, no le importa que le odien. Sólo quiere que sigan sus órdenes sobre qué deben hacer en el campo cuando compiten o cuando entrenan. Mancini es como muchos técnicos italianos que consideran que deben asumir un estilo dictatorial. Hay jugadores que no están de acuerdo con su estilo, pero ha ganado títulos. Tiene una posición fuerte, una buena consideración por parte de los directivos y quiere hacerla valer", manifestó la fuente interna del club.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada