sábado, 29 de septiembre de 2012

El árbitro no debió expulsar a Medel y pudo echar a Busquets

Cesc simuló una agresión de Medel y Mateu Lahoz expulsó al sevillista. Poco antes, el árbitro dejó en amarilla un pisotón a Cicinho de Busquets, que pudo haber visto la tarjeta roja.

La polémica hizo acto de presencia en el Sánchez Pizjuán en la recta final del partido que enfrentó al Sevilla y al Barcelona. A falta de poco más de veinte minutos para la conclusión, el colegiado Mateu Lahoz resolvió con una amarilla una fuerte entrada del azulgrana Busquets a Cicinho que pudo significar la expulsión del primero.

Acto seguido, el colegiado expulsó con tarjeta roja directa a Gary Medel tras encararse con Cesc Fábregas y simular este una agresión.

El Sevilla reclamó mano en el segundo gol del Barcelona

Los jugadores del Sevilla reclamaron mano de Thiago Alcántara en la acción de que dio origen al segundo gol de Cesc Fàbregas. El técnico sevillista Michel fue expulsado después.

El segundo gol del Barcelona ante el Sevilla, segundo también de Cesc Fábregas, fue objeto de protestas por parte de los jugadores andaluces por una mano previa de Thiago Alcántara en el inicio de la jugada. En el minuto 87 del encuentro el balón toca en la mano del jugador azulgrana al salir despedido de su bota tras intentar este controlar el balón. Mateu Lahoz no señaló nada y dejó seguir la jugada, que acabó significando el empate del Barcelona.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada