viernes, 14 de septiembre de 2012

Según el portero de la selección Colombia, el escándalo de su presencia y la de otros integrantes del equipo en un bar de estríperes en Santiago fue un montaje orquestado por medios sensacionalistas chilenos

El arquero del Deportivo Cali y la Selección Colombia Faryd Mondragón salió al paso del escándalo que lo involucró a él y a Mario Alberto Yepes, Dorlan Pabón y Carlos Sánchez en una polémica visita a un cabaret de Santiago tras la victoria sobre Chile 1-3.

En declaraciones al programa Planeta Fútbol, de Antena 2, Mondragón dijo que luego del partido el cuerpo técnico le dio la noche libre al plante y él y algunos compañeros quisieron salir a tomar una cerveza y comer algo, por lo que tomaron un taxi en la calle, ya que no había vehículos del hotel.

Según relató Faryd, el taxista los llevó a varios sitios, pero todos estaban cerrados. Así transcurrieron alrededor de 20 minutos, hasta que Mondragón se percató de que "el taxista llamaba permanente a alguien", diciéndole hacia dónde se dirigiría a continuación.

Finalmente, el taxista los dejó en el Club Platinum, el cabaret más famoso de Santiago, en donde "casualmente" los esperaban periodistas del diario amarillista La Cuarta, quienes montaron, junto al taxista, lo que sería la escena de los jugadores colombianos saliendo del cabaret.

Gol Caracol consultó a representantes de la Federación Colombiana de Fútbol, que señalaron enfáticamente que los futbolistas estaban en su tiempo libre y no rompieron ninguna norma de conducta ni atentaron contra la disciplina de José Pékerman quien, como lo señaló Mondragón, les había dado la noche libre para que celebraran la victoria.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada