domingo, 9 de septiembre de 2012

El astro brasileño del Santos, Neymar, que el pasado viernes tuvo una pobre actuación, como la del resto de sus compañeros, en la victoria por la mínima ante Sudáfrica realizó unas declaraciones para la web esportes.r7.com de Brasil en la zona mixta del estadio de Morumbi donde se disputó el partido que, como poco, dan lugar a la reflexión.

El descontento del público asistente al partido, que no supo digerir bien el mal juego desarrollado por los hombres dirigidos por los de Mano Menezes, acabó en una persecución y abucheos por parte de la afición tras la finalización del encuentro.

Preguntado al respeto de dicha circunstancia y sobre su estado anímico tras el partido, Neymar respondió de forma clara y concisa: “Me molestó mucho. No esperaba una reacción tan fuerte, ni por supuesto la persecución de la multitud. Parecía que no estuviéramos en Sao Paulo. Creo que no merecía ser abucheado de este modo, la gente debería respetar a la selección, representamos a todos los brasileños sobre el césped”.

Además, el delantero quiso añadir: “Lo que ha pasado hoy es muy injusto conmigo, yo traté de hacerlo lo mejor posible, a pesar de no estar bien físicamente”.

De este modo se justificó la esperanza futbolística de la 'canarinha' tras el decepcionante partido ante Sudáfrica.

Sobre este punto, y también sobre el posible agotamiento del crack del Santos quiso hacer referencia su técnico en la 'canarinha', Mano Menezes.

El técnico respondió con sinceridad ante las preguntas de los periodistas brasileños:

“Después del partido contra Bosnia en febrero, sentí que el jugador estaba muy fatigado. No es una máquina, necesita recuperarse. El viene de un problema gastrointestinal con el que ha perdido varios kilos. Está desgastado”.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada