jueves, 13 de septiembre de 2012

Varios futbolistas han triunfado en los equipos rivales de los que ellos simpatizaban de pequeños Las declaraciones del padre del rojiblanco Falcao en las que insinuaba que a su hijo, de niño, le atraía jugar en el Real Madrid causaron polémica. Pero siempre ha habido jugadores que siendo de un equipo, triunfaron en otro.

A Iniesta le gustaba el Real Madrid. Antes de recalar en La Masía procedente de Albacete, Andrés Iniesta era un seguidor más del Real Madrid. No en vano, él mismo lo explicó en un reportaje de la manera más natural posible. Años después, en 2006, estuvo a punto de cambiar la Ciudad Condal por las calles de la capital española.


Balotelli desprecia al Inter. Mario Balotelli enfadó a los tifosi del Inter al enfundarse la camiseta de su máximo rival, el Milán, en un programa televisivo. Mourinho, su técnico entonces, le apartó del equipo. El punta, seguidor del conjunto rossonero, volvió a liarla tirando la camiseta interista al suelo tras ser sustituido en un partido ante el Barcelona.

Cassano: por fin en el Inter. Mediada la campaña 2011-12, Cassano se reunió con Adriano Galliani para pedir su salida del Milán. Su objetivo era recalar en el Inter, ya que según explicó: "Es el único club italiano al que adoro", ante el asombro del dirigente rossonero. Al final, Talentino logró su objetivo.

Falcao y su sueño madridista, según su padre. Radamel Falcao, nuevo ídolo del Atlético del Madrid, vio salpicado su idilio con la afición rojiblanca por unas declaraciones de su padre en las que aseguraba que, de pequeño, a su hijo le atraía jugar en el Real Madrid. El propio Falcao zanjó el asunto en Twitter: su sueño era ganar títulos con el Atlético.

Lampard: del West Ham al Chelsea. Al igual que su padre, Frank Lampard se hizo futbolista en las filas del West Ham. En 2001 fue traspasado al Chelsea, donde ha sido el primer capitán blue en alzar la Champions League del conjunto londinense. Ahora espera regresar a su West Ham de toda la vida.

Zidane, madridista gracias a Florentino. Meses antes de recalar en la Juve, Cruyff estuvo a punto de fichar a Zidane para el Barcelona. Al jugador le gustaba tanto la propuesta como el club azulgrana, pero no sería hasta 2001 cuando llegaría a la Liga, al fichar por el Real Madrid de Florentino Pérez.

Guti se enfundó la elástica azulgrana. Antes de triunfar con la camiseta del Real Madrid, Guti se enfundó la elástica del Barcelona. El ex centrocampista madridista militaba en un conjunto que lucía los colores azulgrana, aunque algunos aseguran que en su habitación tenía pósters de Cruyff y Maradona.

Raúl brilló en el Madrid tras cerrar Gil la cantera. Raúl era un prometedor jugador de las categorías inferiores del Atlético de Madrid, que había marcado más de 100 goles. Pero en el verano de 1992, Jesús Gil, presidente del conjunto rojiblanco, decidió eliminar el fútbol base rojiblanco. Entonces apareció el Real Madrid y Raúl ingresó en las filas madridistas, donde lograría una espectacular carrera con seis títulos de Liga, tres Copas de Europa, dos Intercontinentales, una Supercopa europea y cuatro Supercopas de España. Aún así, siempre que podía veía por televisión los partidos del conjunto rojiblanco.

2 comentarios :

  1. lo mejor es de iniesta y falcao

    ResponderEliminar
  2. Cuando recuperará el Real Madrid el COLOR MORADO que es el suyo, tanto en los detalles como en la equipación reserva, aunque sea la tercera. Los clubes llevan años perdiendo su identidad con tantos modelos y colores que no tienen nada que ver con el club http://www.compraresp.com/Camisetas-de-Real-Madrid

    ResponderEliminar