sábado, 15 de septiembre de 2012

Lo más destacable del inicio del partido se encontraba fuera del terreno de juego. Leo Messi no partía en el once titular y Tito Vilanova prefería reservarlo de partida, algo que no sucedía desde hace un año en la Liga BBVA.

En el 32, Adriano recogió el balón tras una buena jugada de Fábregas y remachó el esférico. Curiosamente, los jugadores del Barça se fueron a abrazar a éste, y no al goleador.

La segunda parte comenzó con una mala noticia para el Barcelona, que vio cómo Puyol se tenía que retirar del campo tras lesionarse en la disputa de un balón. Estará entre cuatro y seis semanas de baja.

Inmediatamente entró al campo Messi, que no necesitó demasiado tiempo para demostrar que el jet lag tras viajar a Sudamérica no es un problema para él. En el 72 transformó un penalti cometido sobre Pedro y en el 75′ empujó a placer un buen centro del lateral Montoya.

Sarabia recortó distancias con un tanto afortunado que rebotó en Adriano y Mascherano pero Villa demostró que cada vez se encuentra mejor y cerró el resultado con un gran desmarque, control y definición de libro. 1-4 para el Barcelona en un campo que se le había resistido en los últimos tiempos y 12 de 12 puntos posibles para el líder de la Liga BBVA.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada