sábado, 11 de agosto de 2012

México celebró el triunfo más importante de su historia futbolística, al adueñarse del oro olímpico de Londres 2012 que tanto ambicionaba Brasil, al vencerlo 2-1, con dos goles de Oribe Peralta, en el mítico estadio de Wembley ante 90.000 espectadores.

El centrodelantero Peralta marcó el primero con un remate rasante (1) y el segundo de cabeza (75), como héroe en las redes aunque el mérito de la hazaña fue de todo un equipo organizado ante un Brasil en el que decepcionaron sus estrellas, Neymar y Oscar, aunque un potente Hulk (90+1) pudo descontar.