jueves, 9 de agosto de 2012

"La operación Kaká es muy difícil porque los costes son elevados y el salario es altísimo. Diría que es casi imposible", afirmó Galliani, mano derecha del presidente del Milán, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi. "Seguiremos hablando, pero no quiero crear falsas esperanzas a los aficionados. La operación es difícil, difícil, difícil", concluyó.

El Milan, inmerso este año en un plan de saneamiento de cuentas que ha llevado a la salida del sueco Zlatan Ibrahimovic y su fichaje por el París-Saint Germain, sigue insistiendo en su oferta de un préstamo gratuito y el pago de cinco millones de euros, cerca de la mitad de la ficha que gana el jugador actualmente.

Esta propuesta, según informaba este miércoles 'La Gazzetta dello Sport', no convence al Real Madrid, sobre todo después de haberse hecho en 2009 con la ficha del jugador por 67 millones de euros.