sábado, 4 de agosto de 2012

El futuro de Fernando Llorente se dibuja cada vez más cercano al Manchester United, que después de descartar su fichaje inmediato por el alto coste de traspaso y las pretensiones que le presentaron los representantes del futbolista, ha decidido retrasar la operación durante seis meses.

La idea del club de Old Trafford, que ya ha sido trasladada al entorno de Llorente, es que el delantero rechace la oferta de renovación que tiene sobre la mesa del Athletic y aguarde a la finalización de su contrato, en junio de 2013, para incorporarse a coste cero al United.

De esta forma, los diablos rojos no sólo estarían dispuestos a ofrecerle un salario semanal de 180.000 euros como reclamaban los managers del jugador, sino que le pagarían una prima de fichaje cercana a los dos millones para redondear sus emolumentos.

Todo ello, claro, esperando a que el jugador se mantenga firme y no renueve con el Athletic.