miércoles, 8 de agosto de 2012

De momento, en lo que se refiere al fichaje del jugador de corte defensivo que Tito Vilanova le ha solicitado, parecen cumplirse ambas prerrogativas. Nadie sabe a ciencia cierta (ni los propios contactados) si son el objetivo prioritario o simples elementos de distracción en el mercado y (a la vista está) el Barça no tiene ninguna prisa por anudar los cables que ha lanzado al mercado. Cierto es que hasta ahora, los dos nombres que más han sonado, el de Agger, del Liverpool, y el de Song, del Arsenal, gustan en Can Barça. Pero no son los únicos. De hecho, el Barça iniciará esta semana los contactos con los clubes de turno para tantear pretensiones económicas y calibrar el mercado. En la dirección deportiva del Barça están seguros de su hoja de ruta y creen que el tiempo juega a su favor.

A estas alturas, con todo lo que se ha publicado en Inglaterra y en España, resultaría ridículo que el Barça negara que existe cierta atención sobre Agger y Song. No obstante, nunca al precio ( 20 y 15 millones, respectivamente) en los que han sido tasados. Será largo.