miércoles, 15 de agosto de 2012

Disposiciones tácticas imposibles, marcadores que se mueven sin sentidos y cámaras que no dejan de temblar. Es lo que pasó en el Puerto Rico-España, encuentro amistoso que los hombres de Vicente del Bosque ganaron sin dificultad aunque con algunas notas que pueden ser preocupantes para los clubes.

Que el encuentro entre la selección de Puerto Rico y España comenzara con 15 minutos de retraso sin razón alguna ya hacía pensar que este intrascendente partido amistoso, en fechas intempestivas, no iba a traer demasiadas alegrías a los aficionados españoles a pesar de la presumible victoria de los hombres de Vicente del Bosque.

Ya desde los momentos previos se vio la primera imagen que no encajaba demasiado bien. La retransmisión, que corría a cargo de la televisión puertorriqueña, mostró una infografía con la disposición táctica de la Selección que nadie hasta ahora había visto. Según la realización del partido, la defensa de La Roja estaba ocupada por hombres como Jesús Navas o Santi Cazorla junto a Raúl Albiol y Gerard Piqué, aunque lo más extraño, eso sí, era un hasta ahora insólito sistema táctico con dos hombres en las cinco diferentes zonas del campo.


Cámara en movimiento

El pitido inicial por parte del colegiado no dio lugar a la normalidad. Con el partido ya en juego, las cámaras que llevaban a cabo la retransmisión del encuentro desde Puerto Rico no acertaron a mantener una imagen equilibrada causando un desagradable temblor en las televisiones de los espectadores. Esta circunstancia se hizo mucho más evidente cuando existía un cambio de juego o un regate sorpresa, aunque finalmente el televidente podía acostumbrarse a costa de una pequeña sensación de mareo, tal y como se comentó en masa en redes sociales como Twitter.

La Televisión de Puerto Rico, que vendía su retransmisión bajo el eslogan "La Roja es nuestra" no mejoró demasiado en la segunda mitad, cuando las cámaras tuvieron problemas con el balance.

Marcadores inteligentes

Si el movimiento de las cámaras mostró algo de retraso, lo que si tuvo gran anticipación fue el grafismo. Aunque quizás un tanto excesivo. El marcador de la retransmisión por televisión subió a 1-0 de manera misteriosa minutos antes de que España marcara el primer tanto del partido gracias a un disparo de Santi Cazorla.


El tanto del ya jugador del Arsenal hizo subir un 0-2 al marcador que no se correspondía con lo que sucedía en el estadio. Minutos después, el grafismo fue rectificado.


Lesiones inoportunas

Lo peor, y al margen de las curiosidades de una desastrosa retransmisión, fueron las malas noticias que llegaron sobre Juanfran Torres, que sufrió un esguince que le alejará durante 15 minutos de los terrenos de juego justo cuando va a dar comienzo el campeonato liguero. Una vez más, los amistosos de verano, que sirven para pasear el prestigio de la campeona del mundo, tienen como resultado una desafortunada lesión.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada