sábado, 14 de julio de 2012

Lionel Messi, astro del Barcelona español, aceptó que ahora está "mucho más abierto" a la hora de relacionarse y que de niño era muy introvertido, a tal punto que su compañero Cesc Fabregas pensaba que "era mudo".

"Ahora soy más abierto, no soy tan tímido en el vestuario como lo era en La Masia (academia de la divisiones inferiores del Barcelona)", afirmó el argentino, triple ganador del botín de oro de la FIFA, en declaraciones a la revista húngara `Képes Sport`.

"Mi compañero del Barcelona (por Fabregas) me contó que cuando era chiquito me vestía en silencio y que él y los demás integrantes del equipo pensaban que yo era mudo", agregó Messi.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada