miércoles, 30 de mayo de 2012

Holanda mejoró su imagen en los últimos días de preparación para la Eurocopa y solventó con suficiencia su compromiso ante Eslovaquia. Los goles de Salata, en propia puerta, y Van der Vaart finiquitaron un partido marcado por la lesiónd de Sneijder, que tuvo que ser sustituido y del que habrá que esperar diagnóstico.

Eslovaquia mostró resistencia desde el primer instante con un cabezazo de Hamsik al larguero. Fue en ocasiones duró y probó más de lo que se esperaba a Stekelenburg. Pese a todo, Holanda siempre marcó el ritmo del partido. Con un Robben intermitente, la gran noticia fue la imagen de Afellay, veloz en sus acciones y protagonista en el primer gol del partido. Un centro suyo fue desviado por Salata en el minuto tres y supuso el tanto que ofrecía a Holanda la posibilidad de jugar sin presiones.

Mientras apareció Sneijder las transiciones fueron rápidas y precisas, y la sensación de amenaza, constante. Pero sin el cerebro del Inter de Milán, y con la pareja De Jong-Van Bommel como jefes de la zona ancha, el atasco en la circulación apareció más de lo deseado.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada