viernes, 25 de mayo de 2012

En 24 minutos el Barça ha podido finiquitar la tan esperada final de Copa. Pedro, que ha hecho el primero y el tercero, y Leo Messi, han logrado los tres tantos del equipo de Guardiola. Un claro penalti de Piqué sobre Llorente ha puesto la polémica en un partido con un sólo dominador. Ibai y Aurtenetxe han gozado de ocasiones en una segunda parte sin historia.

EL FC Barcelona es el nuevo campeón de la Copa de Rey, después de aplastar en la final al Athletic Club. Pedro abrió el marcador a los tres minutos, cuando el Barça había gozado ya de dos ocasiones previas en las botas de Messi y del propio Pedro. A la tercera, el canario no perdonó y el partido quedó marcado sin remedio.

El Athletic no reaccionó. Alejado de su mejor versión del curso, jugó agarrotado y no fue capaz de oponer resistencia a un Barça inspirado como en sus grandes noches. Una máquina. A los veinte minutos, Iniesta sirvió un balón preciso para Messi, que aprovechó su control largo para colar la pelota por la escuadra defendida por Gorka Iraizoz. La final amenazaba con acabarse, y solo cinco minutos después Pedro reapareció para cerrarla. Su disparo cruzado y ajustado terminó de condenar a un Athletic con enormes dificultades para crear fútbol, que solo entonces disfrutó de su primera ocasión: un disparo de Susaeta que sacó Pinto. En los últimos compases de la primera parte, el Athletic reclamó penalti por agarrón de Piqué a Fernando Llorente.

Tras el descanso, Bielsa dio entrada a Ander Herrera e Iñigo Pérez en lugar de Susaeta y De Marcos. La ausencia de Ander e Iturraspe había sido la gran sorpresa de los onces. Poco más de cinco minutos tardó Ander en inventar una ocasión de gol. Sirvió un magnífico pase en profundidad, que con un globo trató de superar a Pinto en su salida, sin acierto. El Athletic lo intentó durante toda la segunda parte, con una actitud encomiable, pero el título ya tenía dueño.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada