sábado, 5 de mayo de 2012

El Barça, en la despedida de Pep del Camp Nou, derrotó al Espanyol en el derbi gracias a cuatro goles de Messi que le permiten afrontar la última jornada de Liga con 50 goles en la lucha por el Pichichi, cinco más que Cristiano (45).


El Barça ha salido de entrada sin Alves, Cesc ni Xavi, que se han quedado en el banquillo, y también sin Cuenca, baja por lesión. Montoya ha suplido al lateral brasileño, y Thiago y Keita a Fàbregas y a Xavi. En ataque, Pedro ha actuado por la derecha, Messi por el eje e Iniesta por la izquierda.

El Barça se ha impuesto cómodamente al Espanyol en el prólogo perfecto del homenaje del club azulgrana y de la afición culé a Pep Guardiola. Cuatro goles de Leo Messi han liquidado a un Espanyol que ha presionado bien en algunas fases del encuentro pero que no ha sabido gestionar bien la poca posesión de balón que ha tenido.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada