domingo, 1 de abril de 2012

La Juventus se impuso claramente al Nápoles (3-0) para recortarle dos puntos al líder, el AC Milan, y poner la disputa por la Serie A al rojo vivo y frustrando a un rival que desaprovecha una buena ocasión para acceder a puestos 'Champions League'.

Una vez más Conte dejó de inicio en el banquillo a Matri, alineando una defensa con tres centrales y dos carrileros largos para frenar las acometidas del tridente napolitano, cuyo dominio fue infructuoso, pese a generar suficientes ocasiones para adelantarse en el marcador.

Tras el descanso, la Juventus se adelantó a los 53 minutos al aprovechar Bonucci un balón suelto en el área tras un saque de falta lateral. Sin tiempo para reaccionar, en la siguiente jugada Vucinic volvió a anotar, pero el colegiado, Daniele Orsato, lo anuló por un ajustado fuera de juego.

El partido se abrió, volcándose el Nápoles sobre la portería juventina, posibilitando a los locales lanzar peligrosos contragolpes, llegando tras uno de ellos el 2-0 (min.76) tras una gran maniobra de Arturo Vidal, que recortó a Campagnaro para batir a De Sanctis con un zurdazo a media altura.

En el tramo final del encuentro Quagliarella sentenció con el tercero (min.82), cerrando una feliz noche para la Juventus e impidiendo al Nápoles alcanzar a la Lazio en la pugna por la zona de Liga de Campeones.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada