sábado, 7 de abril de 2012

Roma, que llegaba con aspiraciones de dar un decisivo golpe de efecto y escalar hasta los puestos europeos, recibió otro jarro de agua fría, al perder por 4-2 ante el Lecce, en un encuentro en el que el colombiano Luis Muriel marcó gol en dos ocasiones para Lecce y el español Bojan Krkic y el argentino Érik Lamela lograron sendos tantos para los romanos.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada