sábado, 17 de marzo de 2012

En un mes el francés podría ser operado en Barcelona.

Las reacciones a la dolencia que sufre Abidal no se han hecho esperar. Primero en las manifestaciones de cariño hacia un jugador que ha demostrado su entereza y, según publica ABC, en el gesto de un amigo de la infancia que ha decidido donar parte de su hígado para que el francés no tenga que esperar a un órgano compatible de un fallecido.

Su amigo donante debe tener una complexión similar a la de Abidal y un grupo sanguíneo compatible. Este proceso exige pasar ante un juez que verifique que no hay motivación económica o presión.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada