domingo, 11 de marzo de 2012


El clásico paisa 269 se pintó de rojo. Dos errores del verde en marca ante pelotas cruzadas y un gran planteamiento táctico del rojo fueron definitivos para una victoria vital para el Poderoso.

Después de tres partidos tristes que hicieron pensar a muchos que el problema del Medellín no iba a tener solución, Hernán Darío Gómez celebró su primera victoria al frente del Poderoso que fue, además, el primer triunforojo en esta temporada de la Liga Postobón y que llegó, para rematar la alegría, frente al rival de patio, el reforzado y reluciente Atlético Nacional.

Lo cierto es que fue un triunfo con sabor a miel, pues el DIM mostró que con orden táctico, voluntad y nunca creyéndose menos que el amenazante equipo verde (algo que ya habían hecho equipos como Itagüí y Tolima o, a nivel continental, Godoy Cruz), se puede parar a la tan celebrada ofensiva que comanda Dorlan Pabón.

Dos errores increíbles (casi tan increíbles como los del 4-4 en Mendoza) y Nacional perdía 0-2. Eso sí, esos errores no pueden demeritar el trabajo táctico del DIM. Porque el título de esta crónica no es gratis: 'Bolillo' planteó un gran partido en el que anuló la ofensiva verde, hizo absolutamente inoperante la presencia de Juan Quintero, cerró las bandas y evitó diagonales.

Un gol de Pabón al minuto 59, aprovechando un gran centro de Alejandro Bernal y un error en marca de Rancan, calentó las cosas y el 2-2 perfectamente pudo llegar en los últimos minutos de no ser por Breiner Castillo, pero el 1-2 fue definitivo y contundente: el rojo de la montaña tiene aire, tiene vida, y el verde, si bien sigue siendo el gran candidato a estar peleando el título a mitad de año, tiene muchísimas cosas que coregir en defensa y tiene que empezar a tomarse más en serio la Liga Postobón, en donde lleva tres derrotas consecutivas.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada