sábado, 31 de marzo de 2012

Manchester City reaccionó a tiempo y evitó la derrota. Fue más, fue el que intentó. Pero le faltó efectividad, contundencia. Erró a la hora de marcar y estuvo a punto de quedarse con las manos vacías. Reaccionó a tiempo y se llevó un punto que tiene sabor a mucho, pero también a poco. Esa es la historia que vivió este mediodía el Manchester City, que buscaba alcanzar al Manchester United en la cima pero –en ese camino- igualó 3-3 ante Sunderland.

Con el Kun Sergio Agüero lesionado y con Carlos Tevez y Pablo Zabaleta en el banco, el City salió con todo a buscar los tres puntos que le permitieran igualar la línea del United, que visitará a Blackburn este lunes. En los primeros minutos, fue el que generó más peligro con las llegadas del español Silva y el italiano Balotelli.


Pero, a los 30 minutos de juego, Larsson sorprendió pegándole con mucha precisión desde afuera del área y venciendo al arquero Hart. El City no demoró demasiado en responder: dudosa falta en el área, penal y festejo del excéntrico Balotelli. Era 1-1 y a pensar en remontar en el segundo tiempo.

Sin embargo, antes del descanso llegó el segundo mazazo. Una contra bien armada del Sunderlad terminó con Bentder elevándose y convirtiendo de cabeza a los 48 minutos. En el segundo tiempo, a los 9 minutos, otro golpe tras una muy buena jugada que definió Larsson en el área chica.

Tres minutos más tarde el DT italiano Mancini mandó a la cancha a Tevez. Y el City fue más decidido aún a buscar sumar. Cuando faltaban cinco, Balotelli descontó con un golazo (remate cruzado desde la izquierda). Y un minuto después Kolarov logró el empate también probando desde lejos. Luego, los de Manchester no se conformaron y, ante un Sunderland asustado, fueron por el de la victoria. Pero no hubo tiempo.

Con este resultado, el United se mantiene en la cima, con una ventaja de 2 puntos sobre el City.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada