sábado, 10 de marzo de 2012




Drogba da la segunda victoria a Di Matteo con un golazo a pase de Mata y el equipo de Pepe Reina continúa con su cuesta abajo por falta de puntería.

Di Matteo debutó al frente del Chelsea con toda la suerte que le faltó a Villas-Boas. Cómo no, Didier Drogba fue el encargado de devolver la sonrisa a la grada de Stamford Brige, que ya dudada otra vez de su equipo al no ser lo superior que le gustaría frente al Stoke City. El delantero de Costa de Marfil marcó en el segundo tiempo un gol de bandera. No tanto por la definición, exquisita como siempre, sino por el gran pase de Mata.

Drogba se convierte así en el primer africano que llega a los cien goles en la Premier League y el segundo, tras Samuel Etoo, que alcanza esta cifra redonda en una de las cuatro grandes ligas europeas. Fernando Torres no jugó ni un solo minuto a pesar de que su nuevo entrenador aseguró nada más llegar que confiaba en su talento.

Por su parte, el Liverpool volvió a flaquear. Esta vez en casa del Sunderlan. Un gol de Bendtner en el minuto 56 descuelga al equipo de Pepe Reina de los puestos europeos y reafirma la idea de que sus mejores años ya han pasado. Luis Suárez, Gerrard y Kuyt tuvieron alguna ocasión para poder empatar el partido pero la falta de fluidez en el juego y la debilidad del Liverpool en medio campo le privaron de sumar.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada