martes, 27 de marzo de 2012

El Real Madrid tardó 73 minutos en abrir la lata ante el APOEL Nicosia. Lo hizo gracias a la entrada de Marcelo y de Kaká, que centró muy bien desde la izquierda para que rematase en boca de gol Benzema de cabeza. Con ventaja en el marcador, los blancos sentenciaron el pase a semifinales con un tanto de Kaká, tras una gran internada de Marcelo, y otro de Benzema a pase de Özil.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada