miércoles, 7 de marzo de 2012



El APOEL eliminó en penaltis a Lyon para colarse entre los ocho mejores de la UEFA Champions League. Chioris detuvo dos penas máximas y fue el héroe.

Pocas veces una tanda de penaltis fue tan justa. El APOEL, equipo modesto donde los haya entre la pléyade de estrellas y de millones que se juegan la competición más grande del continente europeo, hacía historia superando y eliminando a un Lyon indigno que no es ni la sombra de lo que fue años atrás.

Por primera vez, un equipo chipriota se cuela en cuartos de final de la Champions League. Un mérito impresionante y nada discutible. Fue mejor, línea por línea, en conjunto, por casta, por juego, por valentía, por todo lo que se pueda decir en una noche como esta, que siempre será poco. Como poco será todo lo que se pueda escribir sobre Chioris, el héroe de la noche al detener dos penaltis de la tanda, que ascendió a los cielos del fútbol chipriota tras su parada a Bastos.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada