miércoles, 21 de marzo de 2012

El Barça ya está a 6 puntos. Un gol de Senna en los minutos finales dio el empate al Villarreal y los blancos volvieron a dejarse dos puntos en el camino, lo que aprieta la Liga. Paradas expulsó a Rui Faria, Mourinho, Ramos y Özil. El Madrid se mete en un lío tras perder 4 puntos de ventaja en 4 días.


Quién lo iba a decir hace sólo una semana, cuando el Barça estaba a diez puntos del líder. En sólo dos jornadas, la diferencia se ha reducido a seis. Dos tropiezos consecutivos, ante Málaga y Villarreal, y ambos por 1-1, han puesto la Liga al rojo vivo.

Dos empates con los que el Madrid no contaba, y ambos muy similares. Con el Madrid dejando escapar un triunfo que tenía en el bolsillo, con el tiempo casi cumplido, y fruto de sendas falta. Si el otro día fue Cazorla, esta vez fue Senna, en el 83', quien ejecutó de forma magistral un libre directo.

El 1-1 desquició por completo al Madrid. Tras el gol, José Mourinho fue expulsado por protestar, y también dos jugadores: Sergio Ramos, por una terrorífica entrada a Nilmar, y Özil, por quejarse.

El Villarreal hizo bueno el dicho de 'a entrenador nuevo, victoria segura'. Miguel Ángel Lotina se estrenó con buen pie en El Madrigal. El 'submarino' plantó cara al todopoderoso Madrid de los Cristiano, Benzema y compañía, y le tuteó durante la primera mitad.

Dos penaltis no pitados sobre Nilmar

Mourinho, tal vez asustado por el bajón físico y de juego de sus discípulos en los últimos encuentros, alineó su once más reservón, con el 'trivote' Lass-Xabi Alonso-Khedira en la media. La igualdad y el intercambio de golpes fueron contínuos. Las ocasiones se sucedieron en ambas áreas. Y aún tuvieron suerte los blancos, ya que el árbitro, Paradas Romero, pasó por alto dos posibles penaltis sobre Nilmar.

El 'submarino' perdió fuelle tras el descanso, y el Madrid lo aprovechó para adelantarse en el marcador. El 0-1 se veía venir, y llegó en el 61'. Cristiano Ronaldo hizo la pared con Özil al borde del área, el alemán se la devolvió de tacón, y el luso no perdonó ante Diego López.

Mourinho pierde los papeles... y contagia a los suyos

Pero el Villarreal resistió, y no tiró la toalla. Paralelamente, el Madrid empezaba a ponerse nervioso. Poco antes, el asistente de Mourinho, Rui Faria, fue expulsado por protestar. Y el 1-1 de Senna, en el 83', desquició por completo al líder. Mourinho fue el primero en irse a la calle, la roja a Ramos fue más que merecida, y Özil también vio la segunda amarilla (84') por aplaudir y mofarse del colegiado, según el acta. La imagen de Cristiano Ronaldo, en el descuento, haciendo su ya característico gesto del "robo" con las manos, fue la viva imagen de la impotencia blanca.

El Madrid empieza a ver al Barça en el retrovisor, aún tiene que visitar el Camp Nou y le espera un calendario muy complicado. La inquietud empieza a apoderarse del vestuario merengue.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada